Es recomendable que los niños a partir de los 7 u 8 años empiecen a realizarse una revisión de los dientes ya que la etapa de la infancia es el mejor momento para actuar y prevenir los problemas de mala oclusión dental.

Una revisión temprana permite evaluar si hay problemas graves y así poder tratarlos desde un principio de la mejor manera posible.

En estas edades es más sencillo realizar un diagnóstico precoz de posibles alteraciones del crecimiento óseo.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted